Portada » ¿Cómo potenciar la descripción de un producto o servicio?

¿Cómo potenciar la descripción de un producto o servicio?

10 consejos (y ejemplos) para hacer una descripción de producto

Describir tu producto no es tarea fácil, ya sea para Instagram, Facebook, Página web, Mercado libre, Amazon u otro medio, es importante que lo hagas con estrategia. No lo podemos tomar a la ligera. Es por eso que aquí te doy algunos consejos útiles para hacer la descripción de producto y ser la opción de compra preferida entre tu competencia. 

Es probable que todos tengamos algo útil que ofrecer, debemos pensarlo creativamente y planearlo, pues adaptarse y persuadir en el entorno digital ahora más que una opción se ha convertido en una necesidad.

1. Conoce a quién le quieres vender

«La publicidad exitosa de cualquier producto se fundamenta en información acerca de su consumidor».

No lo dije yo, lo dijo el padre de la publicidad moderna: David Ogilvy.

¿Pero a qué se refiere con esto?

Nos dice que debemos conocer toda la información posible sobre nuestro cliente potencial: saber qué lo emociona, qué le interesa, qué le aburre, a qué le teme y qué lo motiva. Todo esto, para lograr captar los beneficios que le traemos con nuestro producto o servicio.

Y sobre todo, usar su lenguaje.

Piensa en un ejemplo de la vida cotidiana: cuando hace unos años querías salir de noche y debías lograr que tus padres te dieran permiso.

Era probable que el discurso que preparabas para tu papá fuera muy distinto al que preparabas para tu mamá. Incluso aunque compartieran el hecho de ser tus padres podías usar estrategias muy diferentes para cada uno.

Tal vez comenzabas con el que sabías que podrías convencer primero. Tal vez en tu estrategia no estaba hablarle a los dos al tiempo, sino por separado. Tenías que saber hablar de sus miedos y sus deseos.

Desde pequeños persuadimos, somos inteligentes. Y eso no cambia con los años, siempre persuadimos a nuestros amigos, a nuestras parejas e incluso a nuestras mascotas para que hagan esfuerzos por nosotros.

Así mismo pasa con un negocio cuando le habla a su cliente.

Debe conocerlo para saber cómo hablarle o venderle.

Más allá de conocer su sexo y tener un rango de edad, piensa en sus gustos generales y algunos rasgos de personalidad.

Tal vez el momento de la vida por el que pasan, si están en medio de un embarazo, si son estudiantes, si viven solos, etc. Piensa en las situaciones que quieren evitar y las que quieren lograr. Qué les disgusta y qué les encanta.

El punto es que esa persona se sienta a gusto con el lenguaje que usemos y que cuando lea tu descripción de producto, se sienta identificada con lo que le vendes. Si no, pasará de largo de ti porque eres irrelevante.

En resumen

Si los conoces, sabes cómo hablarles. Si sabes cómo hablarles, sabes cómo venderles una idea, un servicio o un producto.

2. Usa un lenguaje sencillo y honesto

Podrías imaginar que eres el amigo experto de tu cliente que le habla de forma sencilla y honesta sobre un producto o servicio que le interesa.

Si le recomiendas un producto a tu mejor amigo, no quieres que pierda su dinero, lo entiendes y te importa ayudarle así que le recomiendas lo mejor. Si escribes con esta mentalidad empiezan a fluir mejor las ideas.

Aclaración: Este consejo no te invita a usar una personalidad, lenguaje o tono en específico o genérico. Tienes muchos amigos que te recomendarían un producto a su manera.

Es decir, tu amiga sarcástica y tu amiga cariñosa podrán recomendarte el mismo labial pero no usarán las mismas palabras. Aquí la aclaración es que no dejes de lado la personalidad de tu negocio.

Aclarado eso, sigamos…

Ser sincero y amistoso ayudará a que tu potencial cliente no se haga falsas expectativas, sino que entienda los beneficios de tu producto de la forma más genuina posible.

La publicidad no se trata de mentir, eso está penalizado y nadie quiere demandas. Se trata de potenciar sus beneficios con truquitos de persuasión.

3. Usa palabras atractivas que potencien tu propuesta de valor

No es un simple «masaje relajante» de una hora.

Es un delicioso masaje relajante de una hora.

Agregando ese adjetivo “delicioso” potenciamos una descripción.

Agreguemos algo más, una propuesta de valor. Por ejemplo: desconectarse del mundo.

«Desconéctate del mundo con un delicioso masaje relajante de una hora»

Suena distinto ¿no?

¿Qué usamos para mejorar esa descripción de producto? Palabras más atractivas.

Pero, debes demostrar que tu propuesta de valor se expresa en cada una de las características de tu servicio, si no, no va a ser precisamente muy coherente.

En este ejemplo, el cliente se preguntaría: «¿Y cómo me voy a desconectar con un masaje?»

Tú respondes en el cuerpo de texto de la descripción, se me ocurren estos dos ejemplos:

  • Brindamos un espacio aislado del ruido de las calles, ambientado con sonidos de naturaleza o la música que te encante.
  • Disfruta de olores agradables y naturales: coco, canela, flores, ¡tenemos una gran variedad para ti!

4. Juega con los sentidos de tu cliente

Usar palabras (imágenes) sensoriales es un consejo que sirve para cualquier tipo de texto publicitario, pero me enfocaré en su uso para la descripción de un producto o servicio.

Por lo general, usamos las imágenes sensoriales para estimular la imaginación de los clientes cuando mencionamos las características de nuestros beneficios.

Cuando compramos productos en línea es difícil imaginarlos incluso aunque tengan una fotografía. Si las fotografías no tienen una ambientación y cuentan con un fondo de color plano, es difícil aterrizarlos a nuestra vida cotidiana o imaginar ese producto en nuestra oficina, habitación, jardín, etc.

Nuestra tarea es compensar la falta de contacto con palabras.

Describir cómo se sienten al tacto, cómo huelen o cómo se oyen es buena idea. Sobre todo si los acompañamos con una experiencia.

Te doy un ejemplo: 

Tenemos un ambientador de espacios.

¿A qué huele?: lavanda

¿Qué experiencia?: un toque de naturaleza.

«Dale un toque natural a tu hogar con este aromatizante de fragancia a lavanda»

Seguro habrás escuchado algo así en televisión ¿verdad?

¿Cómo hacer descripción de producto alimenticio? (ejemplo) 

Si vendes comida, es preciso que uses todas esas palabras que aboguen a los sentidos para describirla:

  • Dulce, picante, sabroso, amargo, suave, aromático, cremoso, crujiente, jugoso, refrescante, natural, etc.

Puedes describir las mezclas de sabores entre los Ingredientes, como la carne cuando es aromatizada con hierbas.

Mira esta hamburguesa:

Descripción de un producto alimenticio ejemplo

Imagina que es tu hamburguesa preferida, y eres ese amigo que le trata de explicar al otro por qué comer esa hamburguesa es toda una experiencia: cómo le va a encantar porque es la única con un pan crujiente. Por qué la mezcla entre el queso derretido y esa carne tan jugosa no se la puede perder. Y le explicas cómo el tomate y la lechuga frescos le dan el toque agridulce necesario.

Es la combinación perfecta.

Si tu producto tiene un sabor especial, descríbelo. En caso que aún no sepas qué decir, prueba tu producto y analiza. Si no te funciona, pregunta a los clientes fieles qué lo hace tan especial.

5. Brinda todos los detalles

No esperes a que te pregunten, brinda la información que suele preguntarse cualquier persona al hacer una compra online:

  • ¿Envío gratis o tiene un costo?
  • ¿Envío gratis si compro más productos?
  • ¿Devoluciones?
  • ¿Garantía por cuánto tiempo y por qué motivos?
  • ¿Cuánto tarda en llegar mi producto?
  • ¿Cuáles son los métodos de pago?

Brindarle información sobre facilidades al cliente son enganches fuertes.

Tener un envío gratis puede enganchar mucho cuando necesitas comprar un solo producto, pero si propones un envío gratis por compras mayores de cierto valor, puedes generar compras por impulso. Si tu cliente planea llevar un pincel grueso, puedes ofrecer unos más delgados y de diferentes formas. Mejor llevar el pack completo ¿no? Por si acaso, y además, sale gratis el envío.

De igual forma, tener diferentes métodos de pago puede ser un potente aliado para generar la compra.

Pero eso es un tema del que podría hablar en otro blog, para no hacer este muy largo.

6. Características + beneficio

«Desde siempre, datos y hechos sobre el producto han sido la forma de ganarse la confianza del cliente»

Otra frase de Ogilvy.

Las características son importantes, pero deben ir acompañadas de un beneficio para enganchar. Así le permites imaginar a tu cliente los posibles usos que puede darle a tu producto.

Por ejemplo, imagina que tu negocio es una tienda de arte y el producto es el siguiente:

«Pincel de fibra sintética»

¿Qué tal si empezamos a hablar de los beneficios de este pincel?

Usa todos los detalles que tengas. Entre más información mejor.

«El pincel de fibra sintética es ideal si quieres pintar en acrílico porque… «.

O en este caso:

«El pincel de pelo natural de pony es ideal si quieres pintar en óleo pues (…) Además, retienen muy bien el líquido o pigmento que uses.»

Siguiendo esta lógica podríamos hablar también de la forma de los pinceles: redondos, planos, abanicos y qué beneficios tiene cada uno. Te aseguro que esta información es tan valiosa que tal vez tu cliente termine por leer todas las descripciones de producto solo por curiosidad, porque está descubriendo hechos que no conocía.

Hablar de los beneficios te da ventaja sobre la competencia que nunca habla de estos, sino sólo menciona las características técnicas.

No pierdas esta oportunidad. Te doy algunos ejemplos:

  • Si tienes un departamento pequeño, es acogedor y tienes todo a unos cuantos pasos.
  • Si es un pantalón de un material elástico, se adapta a tu figura sin problema.
  • En caso de que hagas jabones para lavar la ropa más baratos, eso quiere decir que tus clientes van a economizar.
  • Si eres una consultora de Marketing (como yo), significa que vas a lograr que tus clientes generen interés de compra a partir de la persuasión.

Puedes encontrarle un beneficio a todo, eso sí, procura que sea genuino. Nada de maquillaje exagerado, un retoque.

Lo justo y necesario para que tu descripción de producto destaque. Recuerda que buscamos resaltar nuestros beneficios usando las palabras correctas, no mentirle a nadie.

Di lo que tu competencia no dice:

Si hay un beneficio que todos los productos de tu competencia tiene, pero nadie lo dice, dilo tú. Las cosas que son obvias para ti no son obvias para tu cliente.

Describir te permite evitar confusiones:

Brinda datos como el tamaño, material y el peso de tu producto. Esto es muy importante para evitar algunas confusiones en nuestro cliente.

Pasa mucho que dicen «oh, creí que era más grande» o lo contrario: «pensé que era más pequeño» al tenerlo en físico, las fotos a veces pueden ser engañosas.

Son situaciones que pueden evitarse de forma sencilla con una comunicación efectiva.

7. Equilibrio entre captar puntos de dolor y de placer

Cuando conoces a tu cliente potencial, o sea, tu público objetivo, sabes cuáles son sus miedos y las situaciones que quiere evitar, también sabes cuáles son sus ilusiones, sus gustos y sus expectativas.

Esa información valiosa debemos usarla para persuadir.

Cuando le mencionamos sus miedos, captamos puntos de dolor y cuando les mencionamos sus ilusiones, estamos captando un punto de placer.

Lo he mencionado antes, prefiero la publicidad que capta los puntos de placer. Cuando me hablan de las cosas que voy a lograr usando un producto me siento positiva, soy de esas personas que no les gusta que le recuerden sus miedos.

El punto de dolor es más eficaz para persuadir que el punto de placer, así como el miedo es más eficaz que la esperanza.

Cuando te venden un desodorante pueden tratar de decirte dos de estas cosas de un mismo beneficio:

  1. Vas a evitar oler feo.
  2. Vas a lograr oler muy rico.

Yo prefiero que me digan que voy a oler rico, pues me hace imaginar situaciones positivas. Voy a poder dar un abrazo, voy a sentirme segura, me ahorro el perfume, etc.

Cuando me dicen que voy a oler feo si no uso desodorante, recuerdo situaciones incómodas y en general, me siento negativa.

Pero eso depende de cada persona. A veces si no captas puntos de dolor parece que tu producto es innecesario.

Puedes lograr perfectamente un equilibrio entre ambos, dolor y placer. Un 50/50 Es lo que yo recomiendo.

También puede ser un 30% y 70%.

Eso lo escoges tú.

8. Ten cuidado con los juicios de valor

Este es un consejo que doy desde mi experiencia. Podría estar algo sesgado pero les cuento mi consejo con un ejemplo:

Ejemplo de descripción de producto de belleza

Si vendes un producto de belleza, como un labial, potencia que tiene un toque delicado pero no digas que es para mujeres delicadas. Es para mujeres que deseen tener un toque delicado en sus labios.

¿Notas la diferencia?

Es el beneficio o personalidad del producto que puede compatibilizar con un estado de ánimo o un rasgo de una persona, pero no la define del todo.

Te recomiendo tener cuidado con los juicios de valor basados en un producto o servicio. Nos pueden jugar en contra.

Y no es por un tema de diversidad, es un tema de no etiquetar. Los humanos nos movemos socialmente por arquetipos pero tal vez no nos guste ser etiquetados o definidos por un solo aspecto o acción de nuestra vida.

Somos complejos, o al menos eso nos gusta creer.

9. Uso de Puntos Clave

Estos son los beneficios de los bullet points o puntos clave:

Consejos para hacer la descripción de un producto

Es importante que pienses bien qué información de tu producto puede administrarse de esta manera.

10. Llamada a la acción

Toda esta descripción de tu producto no es una entrada de un blogger, ve directo a lo que quieres que haga tu lector. Dale el paso que debe seguir.

Es importante que haya una invitación directa a tomar una acción: comprar, cotizar, añadir al carrito, etc.

– Compra ahora

– Compra aquí

– Añade al carrito.

– Agenda tu cita

– Cotiza

– Escríbeme.

No hay que darle vueltas o redactarla de forma especial o complicada. Entre más simple y sencilla mejor.

Bonus

No abuses de los emojis en tus redes:

Este es un bonus para aquellas descripciones de producto que se hacen en Facebook o Instagram. Es importante no abusar de los emojis, pero es bueno usarlos en líneas estratégicas porque apoyan visualmente al texto.

Puedes escribir todo tu texto y agregarle todos los emojis que quieras. Luego preguntarte por cada uno: ¿Ayuda a entender el texto o puedo prescindir de él?

Usa buenas fotografías:

1-. De nuevo no tiene que ver con la escritura, pero sí con estrategia. Si tu producto se usa en la cocina, puedes tomar una foto del producto en este lugar, te ayudará a jugar con la imaginación del cliente y que se dé una idea de su tamaño y de cómo se vería en su propia cocina. Esto es difícil de lograr en una fotografía con un fondo sólido.

Mira lo bien que logran en esta fotografía ambientar la habitación de un niño para que acompañe al producto: la lámpara. Sin tomar mucho de tu tiempo te están vendiendo un posible uso, una personalidad, un tamaño. Juegan con tu imaginación.

Consejos para descripción de producto

2-. Si vendes un sombrero, puedes usar una foto de tu modelo de lejos (plano entero) pero procura usar una foto más cercana (plano medio corto) donde se vea tu producto.

O sea, básicamente, que se vea el sombrero como protagonista. Por muy obvio que se lea, son errores comunes.

Te dejo un ejemplo de los planos en Fotografía:

Consejos para descripción de producto

Es muy incómodo cuando vemos una foto de una tienda de ropa en Instagram y nos interesa la chaqueta del modelo pero resulta que el producto en venta es el sombrero.

Evitemos estas confusiones.

¡Y eso es todo!

Este post estuvo algo largo, quedan muchas cosas más por decir y recomendar pero lo podemos dejar para una próxima entrada. Espero que estos consejos y ejemplos te ayuden a destacar tu descripción de producto o servicio de forma más efectiva, y que eso de alguna forma se vea reflejado en tus ventas.

Si quieres saber cómo mejorar la sección «Sobre mí/Sobre nosotros» de tu web, te dejo mi blog con 8 consejos para escribir un Sobre mí único y que enganche.

Si te interesa la creación de contenido de valor, te dejo mi blog donde te explico cómo empezar a crear contenido de valor para tu negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.